viernes, julio 11, 2008

Al Qasr / Dakhla Oasis en Egipto

Hace unos 25 años visité Egipto, uno de los lugares más entrañables que recuerdo no fueron ni las pirámides ni el Cairo, fue Al Qasr/Dakhla Oasis, en aquellos tiempos no había servicio de autobuses así que uno debía de hacer autoestop o preguntar a conductores de camioneros que se dirigían hacia estos lugares, después de un par de días cambiando de transporte se llegaba a este lugar en el desierto, aún no acostumbrados al turismo los niños eran los primeros en recibirte y seguirte a todos los sitios e incluso hasta las dunas, me acuerdo que la única posada o lugar de acomodación era el puesto policial al que habían arreglado un par de habitaciones como si fuera un albergue (y no una cárcel) para acomodar a los pocos mochileros que llegaban continuamente. En este lugar como en muchos otros es donde uno percibe cada segundo del día el tiempo se ralentiza y uno se siente a si mismo, por las noches se hacía la cena alrededor de una fogata percibiendo las estrellas con todo su esplendor, algunas conversaciones y encuentros esporádicos daban cuenta de la magia del lugar, uno se sentía regresar a principios del siglo, lejos de las tecnologías y los medios de comunicación uno podía disfrutar de una Coca Cola como única cosa occidental de este remoto lugar y que bien que sabia bajo el calor y la sequedad del desierto!!

Uno parecía que podía detener el tiempo en este Oasis, pues no, han pasado mas de 25 años tan veloces como una estrella fugaz, en contra de las prisas que se viven en las grandes ciudades siempre me han gustado los lugares despoblados y desolados ya que son lo contrario de la la vida ocupada y menesterosa de los humanos, yo nunca he estado en Nueva York y aunque espero hacerlo algún día no podría vivir con el estrés y las prisas tal como lo hacen sus habitantes.

El Oasis dispone de agua y alrededor se da un vergel de palmeras, dátiles, alcornoques y otras clases de frutas, a 45 km al norte se encuentra el Desierto Blanco (White Desert).

Punto de paso para muchas tribus nómadas así como el origen de sus habitantes se remonta a los otomanos, este desierto que enlaza con el del sur de Libia, tiene los depósitos mas grandes del mundo de agua subterránea.

1 comentario:

  1. Anónimo11:00 a. m.

    Que lugares tan interesantes, como me gustaría ir a Egipto.

    ResponderEliminar