lunes, octubre 05, 2015

miércoles, septiembre 02, 2015

Viajar y la Inmigración

Es preocupante lo que sucede en el mundo actualmente, me acuerdo hace años que soñaba en emigrar al Sur, Kenya, México, Filipinas o Indonesia eran algunos de mis destinos soñados pero por cosas de la vida me tocó terminar viviendo en el Norte.

 No me arrepiento de vivir en uno de esos países tan deseados, pero en resumen después de 15 años, seguramente me habría divertido más si hubiese terminado ese tiempo en Bali, Filipinas o Tailandia por decir de algunos lugares.



 Siempre he pensado que la sencillez en la vida cotidiana es causa de felicidad, claro que con desastres naturales y guerras no hay ningún país inmune a esto y lo que antes era un paraíso puede terminar siendo un infierno por razones naturales, religiosas o meramente políticas.

 Es bueno envejecer en el Norte sea por lo organizados que están estos países y la seguridad que otorgan sus democracias. La gran pregunta es: ¿Puede absorber el Norte a tanta población desesperada del Sur?, se debería de entender que Australia, Argentina y Nueva Zelanda estarían situados en el Norte que explico.

 Durante muchos años había un cierto equilibrio entre Sur y Norte pero ahora da miedo que se levanten muros y los países ricos se blinden contra la desesperación de millones, no es su política actual pero las gentes en las democracias tienen el poder del voto y si estas deciden que Donald Trump o cualquier político de Extrema Derecha llegue a ocupar el poder y entonces el racismo y el rechazo están asegurados.

 Cuando los políticos deciden algo no saben de sus consecuencias en el futuro como cualquier otro mortal, entonces o nos llevan a una mejor vida o incluso a una guerra. Los movimientos de desplazados en masa son muy preocupantes.